La Semana Santa es la mejor época para visitar Salerno y la Costa Amalfitana. El clima es agradable, el calor del verano aún queda lejos y las masas de turistas todavía no han llegado.

En Salerno, cada viernes del mes, te espera el original Mercado de Pascua en honor de la Fiesta del Crucifijo, una antiquísima fiesta tradicional que atrae a visitantes de todos los rincones del mundo.

En los puestos colocados en el centro de la ciudad podrás comprar objetos de artesanía local y especialidades vinícolas y gastronómicas, tanto de Salerno como de otras zonas de Campania.

Pero la Semana Santa también es una ocasión ideal para descubrir la Costa Amalfitana, Ravello, Positano y Capri, animadas por fiestas religiosas, suntuosos viacrucis y mercados tradicionales.