Itinerarios Costa Amalfitana - Positano

Servicio de lanzadera gratuita hacia Salerno

El Hotel Olimpico es uno de los pocos hoteles de Salerno con servicio de autobús gratuito ida y vuelta hasta el puerto y la estación de Salerno, desde la que salen trenes y ferris hacia la Costa Amalfitana, Positano, Capri y Pompeya.

Descubre de nuestro servicio de autobús

Refugio azul

Positano es una de las localidades más fascinantes y pintorescas de la costa. Con sus casas construidas en vertical a lo largo de la costa, unas junto a otras, engastadas entre la roca y la vegetación, parece un enorme pesebre.

 

Pórticos, soportales, tejados y bóvedas se alternan entre los colores pastel, dando la impresión de formar una piedra preciosa tallada. Por eso a Positano se la conoce como «la gema de la costa divina».

 

Una belleza para unos pocos elegidos, celebrities, nobles, personajes ilustres del mundo de la moda, el espectáculo y el arte.

Sus callejuelas repletas de boutiques se suceden empinadas entre las casas, dando a parar a la Marina Grande y su amplia playa. Desde aquí las vistas son preciosas, tanto hacia el mar como hacia el pueblo que trepa hasta la montaña. En la plaza principal de Positano se encuentra la iglesia de Santa Maria Assunta, que se remonta al año mil, con su inconfundible cúpula revestida con mayólicas de colores.

Encantadoras las playas de Positano, a las que podrás llegar a pie en pocos minutos: Fornillo, Fiumicello, Arienzo.

Si te apetece dar un paseo en barco por la Costa Amalfitana, cerca de la costa se encuentran Li Galli o «Sirenuse», un minúsculo archipiélago compuesto por tres islotes: el Gallo Lungo, La Rotonda y el Castelluccio, considerados desde siempre la mítica morada de las Sirenas cautivadoras, donde el mar es una auténtica maravilla y podrás disfrutar de largos baños en solitario.

Pero Positano no es tan solo mar: si te gusta pasear puedes visitar sugerentes zonas de los Montes Lattari, como Montepertuso: se dice que aquí en tiempos antiguos apareció la Virgen a través de una grieta en la roca.

Mediante una escalinata de 1700 peldaños se llega hasta Nocelle, desde donde nace el famoso Camino de los Dioses, desde el que se disfruta de unos encantadores panoramas de toda la costa.

Sobre una ladera cultivada con viñas y olivos se encuentra Furore, llamado así porque aquí, durante las noches de tormenta, el mar y el viento producen un ensordecedor estruendo contra las altas paredes del fiordo. El encanto de este lugar, encajado entre la roca y el mar, es realmente irresistible.

 

Solo en el Hotel Olimpico

  • Acceso gratuito a la playa y a la piscina
  • Aparcamiento gratuito
  • Lanzadera gratuita hasta el puerto y la estación de Salerno